Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra politica de cookies.

Vous ne pouvez pas créer de nouvelle commande depuis votre pays : United States

La Montanera ya espera otra nueva otoñada

Comentarios (0)

La Montanera ya espera otra nueva otoñada
Con la maduración de la bellota ya en plena evolución, la etapa de montanera y libertad en la dehesa se acerca para la piara de cerdos 100% ibéricos.
El octubre ya se divisa en el horizonte y la dehesa extremeña empieza a lucir los colores propios de la época para dar luz y frescura a este gigantesco ecosistema natural que acogerá a nuestros cerdos ibéricos, aproximadamente, hasta el mes de febrero.
El ambiente se percibe tranquilo, descansando de los últimos rayos de luz que manda el verano. Las bellotas brotan sobre las encinas y el verde va cubriendo toda la vegetación del entorno. Mientras, algunas aves aprovechan para reposar sobre el ramaje antes de retomar el vuelo, y en su descanso ven bajar el riachuelo con un caudal rápido y lleno de vida. Así es la vida de este hermoso paraje.
La época de engorde y fortalecimiento de nuestros cerdos 100% ibéricos (Montanera) está a punto de comenzar. Las bellotas y frutos del entorno se convertirán en el nuevo menú para los próximos meses, mientras que los paseos en busca de alimento y agua mantendrán el ejercicio y movimiento activo para fortalecer sus carnes.

Peculiaridades de la montanera

En esta época ocurren cosas muy interesantes en lo que al cerdo ibérico respecta. Y es que en tres o cuatro meses de estancia por la dehesa hay tiempo para mucho.
Por ejemplo:

El cerdo recorre más de 15 kilómetros diarios

Una de las particularidades que destacan en esta etapa es que los cerdos pueden llegar a recorrer unos 15 kilómetros diarios en busca de alimentos y agua. Gracias a ello las características y propiedades de las carnes de esta raza ibérica son de tan alta calidad.

Llegan a alcanzar unos 160 kilos de peso

La montanera es una etapa de engorde, en la cual el cerdo ibérico ingiere diariamente unos 8 kilos de bellotas. Lo cual se traduce en una suma de 60 kilos en tres meses de estancia por la dehesa. Un festín extraordinario.

Última etapa antes del sacrificio

La montanera marca la última etapa en la vida y desarrollo del cerdo ibérico. Durante tres estos meses el animal cambia de hábitos para adquirir un mayor volumen. Para que el cerdo pueda acceder a esta fase de engorde en dehesa debe pesar entre 92 y 115 kg, tal y como marca la Norma de Calidad del Ibérico.