Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra politica de cookies.

Vous ne pouvez pas créer de nouvelle commande depuis votre pays : United States

¿Cuántos años tarda en producirse un jamón Ibérico? ¿y el de Extrem Puro Extremadura?

Comentarios (0)

¿Cuántos años tarda en producirse un jamón Ibérico? ¿y el de Extrem Puro Extremadura?
La producción del jamón ibérico de bellota abarca diferentes etapas, que empiezan con el nacimiento y cría del cerdo, el periodo de engorde en la dehesa, matanza y despiece, y el proceso final de curación y maduración en bodega.
Actualmente, estamos en época de montanera, que se extenderá hasta febrero, y los cerdos ibéricos continúan pastando libremente por nuestra dehesa, alimentándose de bellotas y otros frutos y ganando peso velozmente. Unos 60 kilos sumarán en sólo tres meses.
Lo cual quiere decir que el tiempo de sacrificio se aproxima para aquellos cerdos con un mínimo de 14 meses de vida. Tiempo necesario para que la piara adquiera el volumen y características propias que exigimos a nuestros cerdos 100% ibéricos.
SALAZÓN DEL JAMÓN IBÉRICO
Ya en el matadero se llevará a cabo el despiece y posterior proceso de salazón, en el que el jamón ibérico de bellota se cubrirá con sal marina alrededor de una semana para que pueda ir tomando el agua precisa y encontrar el punto de sal ideal (un tiempo que varía dependiendo del peso de la pieza). Una vez pasado ese tiempo se lavará para limpiar toda la sal restante que quede por la superficie.
A partir de ahí, los jamones ibéricos pasarán a unas cámaras (con una temperatura de entre 3 y 6 grados) para que la sal vaya distribuyéndose por toda la pieza en favor de su deshidratación y consistencia.
SECADO Y MADURACIÓN DEL JAMÓN IBÉRICO
Llega el momento de secado en el secadero natural, donde la humedad y temperatura del ambiente están controladas al milímetro para que el jamón ibérico suelte las grasas y asimile el aroma y sabor propio que conocemos. La etapa de maduración en bodega requiere de un largo periodo de envejecimiento que reduce en un tercio el peso final de la pata de jamón.
Y dependiendo de la categoría del jamón ibérico, y siempre con la premisa de que los tiempos de curación difieren en función del peso y alimentación de la pieza, la estancia en bodega variará ostensiblemente. Y si bien el jamón ibérico necesita un mínimo de 18 meses de curación, en el caso de los jamones 100% ibéricos de bellota Extrem Puro Extremadura ese tiempo se alarga hasta los 36 meses, pudiendo llegar incluso hasta los 48 meses (4 años).
Como veis, la producción de un jamón ibérico de bellota de calidad necesita cumplir unos plazos que pueden alargarse años hasta que el resultado final sea el que óptimo.