Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra politica de cookies.

No puede realizar pedidos desde su país. United States

Momento de Colocar el Jamón Ibérico en el Jamonero

Comentarios (0)

Momento de Colocar el Jamón Ibérico en el Jamonero
Colocar el jamón ibérico en el jamonero es una de las tareas previas antes de cortar las primeras lonchas de esta joya gastronómica.

La disposición de la pieza marcará el corte que vayamos a darle, el estilo de la tajada y, lo que es más importante, la integridad física del cortador. Por tanto, el jamón ibérico debe estar bien sujeto, sin titubeos,, para que al pasar el filo por la carne no encontremos desequilibrios que puedan cortarnos.

No obstante, además de esa buena colocación de la pata en el jamonero, también debemos tener en cuenta otros consejos para cortar el jamón ibérico y prevenir posibles incidentes. Pero bueno vamos a lo que nos interesa ahora.

Cómo colocar el jamón en el jamonero

Decíamos que necesitamos un sitio firme y seguro donde manipular la pata y poder cortar la pieza con seguridad. Así que lo primero es encontrar esa encimera o mesa estable, pero con altura idónea, para que el gesto al cortar sea cómodo y seguro.

Una vez lo encontremos, debemos pensar en el tiempo de consumo que vamos a darle a nuestro jamón ibérico. Ya sabemos que es algo difícil de calcular, pero, dependiendo de la rapidez o lentitud del consumo, la posición del jamón ibérico de bellota cambia.

- Si el consumo va a ser lento (dando algunos cortes semanales) lo ideal es empezar por la babilla, con la pezuña hacia abajo.

Esta es la parte que antes puede resecarse, y, por tanto, la primera que tendríamos que consumir en este caso.

- Si el consumo va a ser rápido es preferible empezar por la maza, con la pezuña hacia arriba. Ya que esta es la zona más rica y jugosa.

Una vez tengamos clara la habitualidad de nuestro consumo y hayamos colocado el jamón ibérico en el jamonero, lo siguiente es ajustarlo debidamente. Para ello tenemos dos zonas: la que sujeta próxima a la pezuña y la que fija en la zona de carne. Es importante que utilicemos estas dos fijaciones para dejar el jamón inmóvil, y así manipular los cortes con éxito.