Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra politica de cookies.

De tal Dehesa, tal ibérico

Un paraíso en el corazón de la península ibérica

Extremadura es mucho más que la cuna del mejor jamón ibérico, también es el origen de las Dehesas. Y nosotros, tenemos la fortuna de poder tenerlas para que nuestros cerdos puedan disfrutarlas al completo.

El cerdo encuentra bellotas y pastos, en compañía de la fauna local

Sin duda, la Dehesa de Extremadura es el hábitat natural del cerdo ibérico. Un paraíso ecológico donde nuestros cerdos disfrutan de más de 18.000 hectáreas, paseando libremente acompañados de la fauna autóctona de la zona: ciervos, jabalíes, lirones, vacas, ovejas, cabras y multitud de aves. Todos ellos conforman un ecosistema con un equilibrio natural único en el mundo.

La influencia de este entorno inigualable y sus particularidades, son determinantes para conseguir un producto de una calidad extrema como el nuestro.