Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra politica de cookies.

No puede realizar pedidos desde su país. United States

¿Cómo se elabora el salchichón ibérico de bellota?

Comentarios (0)

¿Cómo se elabora el salchichón ibérico de bellota?
El salchichón ibérico de bellota es sin duda uno de los embutidos imprescindibles que no pueden faltar en una buena merienda.

A diferencia del jamón, la caña de lomo o el chorizo, el salchichón contiene una mayor proporción de carne magra y un sabor que se aprecia menos salado en el paladar. Lo cual convierte a este producto en un perfecto compañero de maridaje. Que encaja de maravilla en prácticamente cualquier momento de consumo. Desde un eventual picoteo, a un entremés de comida o cena, o bien como tentempié de entretiempo. El caso es que siempre funciona.

Pero para conseguir tan extraordinario producto de nuestra gastronomía, todo requiere de un proceso y una materia prima de calidad que lo haga tan apetecible y especial. Vamos allá.

¿Cómo hacer un buen salchichón ibérico?

Todo empieza con la selección de carne muy magra procedente de cerdos ibéricos, que, por su alimentación con bellotas en dehesa, es de alto valor gastronómico. Esa selección bien picada y condimentada con el punto equilibrado de sal se mezcla con diversas especias, como la pimienta negra, pimienta blanca, cilantro o la nuez moscada, que serán quienes aporten el sabor diferenciador del salchichón ibérico.

Una vez tengamos la masa ya preparada, se deja macerando un día, para después embutirla con la tripa cular del cerdo. Y finalmente, con la pieza ya compacta, pasamos a la curación, en la que dejamos que repose alrededor de cuatro meses en secadero. Controlando, en los dos primeros, su temperatura y humedad, y dejando que en lo restante, hasta alcanzar su punto óptimo de curación, se mantenga a temperatura y humedad ambiental.

En el caso del salchichón cular ibérico de bellota de Extrem Puro Extremadura, lo curamos en nuestro secadero de Herreruela (Cáceres). Finalizando así un proceso que conlleva mermas que oscilan entre el 35-40% de su peso inicial. Pero que dan como resultado un producto de máxima calidad, derivado de cerdos 100% ibéricos.

Mejor que contarlo, ¡probarlo!
Seguro que repetís.