Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra politica de cookies.

You cannot place a new order from your country. United States

Cómo conservar la pata de jamón ibérico en verano

Comments (0)

Cómo conservar la pata de jamón ibérico en verano
En un post anterior ya hablamos de cómo conservar el jamón ibérico de bellota en casa, pero con la llegada del calor surge una complicación añadida: la temperatura ambiente.

La sensación de calor en casa aumenta en verano y hace que muchos productos que durante el invierno conservamos fuera del frigorífico se derritan o estropeen en esta estación. Lo cual nos lleva a tener que cuidar aún más la atmósfera y el espacio en el que guardar estos productos para mantenerlos en el mejor estado posible.

Esta pequeña complicación hace que muchos duden de la viabilidad de comprar una pata de jamón ibérico en verano. Aunque lo cierto es que siguiendo unas sencillas pautas no tendrás impedimento para disfrutar como siempre de tu jamón y aprovecharlo al máximo pese a las altas temperaturas de la calle.

Pasos para mantener la pata de jamón ibérico en casa durante el verano

1. Buscar un lugar fresco y seco de la casa. Es una de las consideraciones que siempre se hacen para conservar mejor la pata de jamón ibérico, pero en verano si cabe cobra aún mayor importancia. Recordamos que la temperatura ambiente idónea es de unos 15º. Así que lo primero es buscar ese sitio de la casa que nos permita respetarlo en mayor medida.

2. Evitar contacto con la luz del sol. Lo ideal es que los rayos de sol no se filtren y choquen contra la pieza de jamón ibérico. Encárgate de que el espacio donde vas a guardarlo no esté pegado a una ventana o similar.

3. Aprovechar la grasa para cubrir y proteger la zona de corte. Una vez vayamos a empezar la pata de jamón ibérico, es importante conservar los trozos de grasa que vamos despejando de la pieza para cubrir después la zona de corte. La grasa del jamón ibérico nos ayudará a mantenerlo hidratado y conservarlo mejor.

4. Utilizar un paño de cocina para evitar contacto con luz, aire, partículas de polvo o insectos. En estas fechas entran y aparecen muchos insectos en las casas, con lo que tener el jamón ibérico cubierto en verano es fundamental para evitar que se sumen al festín.

Como veis los pasos son muy sencillos, así que nada puede separarnos de nuestra pata de jamón ibérico en verano.