Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra politica de cookies.

You cannot place a new order from your country. United States

Principales Países Importadores de Jamón Ibérico

Comments (0)

Principales Países Importadores de Jamón Ibérico
Que el jamón ibérico es uno de los productos más preciados de nuestra gastronomía es algo que no podemos esconder. Es evidente. Se ve, se siente, se saborea.

Como producto insignia de valor nacional siempre ha tenido el reconocimiento de todos, pero a nivel internacional este manjar ha pasado demasiados años desapercibido. Tantos que ahora, en pleno auge de exportaciones, su demanda se reproduce casi al unísono por todos los rincones del mundo.

El jamón ibérico está llegando a las cocinas de medio planeta, convirtiéndose en un lujo gastronómico de alto valor culinario. Algo que nosotros, aquí en España, conocemos más que de sobra. Todo un emblema gastronómico.

Ahora bien, que el jamón ibérico sea uno de los productos líderes en exportación del sector agroalimentario se debe a algunos de estos países.

¿Qué países son los principales importadores de jamón ibérico?

La UE es a día de hoy el principal lugar de destino de nuestros mejores jamones ibéricos. Países como Francia, Alemania o Italia copan buena parte de esa distribución, aunque no son ni mucho menos los únicos europeos.

Sin embargo, la expansión de este producto no se ha quedado solo en el viejo continente, sino que ha traspasado fronteras y océanos hasta llegar a las grandes potencias mundiales como EEUU, México, China o Japón, entre otros muchos mercados. Pero allí la demanda se ha disparado enormemente en los últimos años.

Principalmente en el mercado asiático, donde China se ha convertido ya en el principal importador de carne fresca de cerdo española, una vez se dio luz verde a las restricciones de las importaciones.

De hecho, en China ya se empieza a atisbar un futuro cultural asociado a los pata negra, introduciendo el jamón como elemento de lujo en sus elaboraciones de alta cocina, impulsando los certámenes de cortadores y construyendo nuevas instalaciones orientadas al curado de las piezas. Y es que la carne ibérica fresca de bellota que importan desde España llega congelada y deshuesada, y es allí donde realizan el posterior proceso de curación.

Consecuencias del incremento de exportaciones de jamón ibérico

El límite de dos hectáreas por cerdo que establece la actual Norma de Calidad del Ibérico acota las posibilidades de producir más jamones ibéricos de bellota en las dehesas españolas, que actualmente ronda los 1,7 millones al año. Lo cual provoca que, ante el incremento de las exportaciones, no se pueda cubrir proporcionalmente todo ese reclamo existente y la oferta de productos ibéricos se vea mermada en nuestro país, elevando a su vez sus precios.

Además, como decimos, estamos en plena burbuja internacional del jamón ibérico, y esto nos lleva a un escenario en el que este manjar pase a considerarse como un producto de altísimo valor por su exclusividad y excelente calidad.
Así que, para adelantarnos al fenómeno, qué mejor que disfrutar del momento y degustar el auténtico jamón 100% ibérico de bellota que tenemos de momento a nuestro alcance.