Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra politica de cookies.

You cannot place a new order from your country. United States

Cultura general gastronómica de Extremadura

Comments (0)

Cultura general gastronómica de Extremadura
Extremadura es una tierra de mucha tradición. Y como tal nuestros productos, recetas y procesos artesanos hacen de la gastronomía extremeña un reclamo de peso para los amantes del buen comer.

Aunque el cerdo ibérico y las dehesas extremeñas acaparan toda la atención, gracias a la calidad de nuestros jamones y paletas ibéricas de bellota, así como al resto de embutidos y carnes que se procesan aquí, la cultura gastronómica de nuestra región nos lleva también a otros productos tradicionales con un altísimo valor culinario.

En esta ocasión vamos a hacer un pequeño repaso de algunos de ellos, destapando los motivos que hacen que Extremadura sea tan afamada por su gastronomía en todo el mundo.

Conozcamos seis de sus mejores productos:

- Jamón ibérico de bellota: El cerdo ibérico encontró su mejor hábitat para crecer y desarrollarse en las dehesas extremeñas. Y desde entonces aquí se han elaborado los mejores productos ibéricos del planeta. La Denominación de Origen Dehesa de Extremadura es la prueba irrefutable de este incalculable manjar, que lleva el nombre de nuestra tierra a todos los continentes.

- Pimentón de la Vera: Nuestro chorizo cular no tendría sentido sin el acompañamiento de este magistral pimentón que se elabora en la comarca de la Vera (Cáceres). El tradicional secado al humo de los pimientos hacen de estos polvos rojizos una joya de la cocina extremeña.

- Quesos extremeños: Tanto la cremosa Torta del Casar (elaborada en la comarca de Llanos de Cáceres), como los deliciosos quesos de La Serena (comarca de La Serena), o los ligeramente picantes que se producen en la región de Los Ibores, son también denominaciones propias con mucha tradición y exclusividad.

- Aceite de oliva: la aceituna de la variedad manzanilla cacereña es la que origina el fabuloso aceite virgen extra de la Denominación de Origen Gata-Hurdes. Aunque no es el único. Otras variedades, como la Cornezuelo o Picual, se emplean para el aceite Monterrubio, que también cuenta con denominación propia. El aceite ha sido siempre un elemento imprescindible de nuestra cultura gastronómica.

- Miel de las Hurdes: la miel es también muy especial en Extremadura. Donde las variedades monofloral y multifloral de retama destacan por sus sabores dulces y aromáticos. Su denominación puede que os suene: Miel Villuercas Ibores.

- Cerezas del Jerte: Conocidas y consumidas por todo el mundo, esta variedad se cultiva en el Valle del Jerte (Cáceres) y son una de las mejores embajadoras de nuestra tierra. Tienen un tamaño pequeñito y un sabor dulce delicioso.
Visto lo visto, no es atrevido decir que Extremadura es una auténtica referencia gastronómica mundial gracias a sus productos, cultura e historia propia.

¡Un tierra para comérsela!